"Miguel Hernández en nuestro corazón"

El presente catálogo se publicó con motivo de la muestra colectiva de pintura, dedicada al universal poeta Miguel Hernández, que estuvo expuesta en El Corte Inglés de la ciudad de Elche desde el 16 de abril hasta el 16 de junio del presente año 2010, en el que se celebra el centenario de la muerte del poeta. La inauguración de dicha exposición, en la que participaron cuarenta y tres artistas alicantinos, tuvo lugar el día 16 de abril, y fue presidida por Manuel Castellanos Juan, director de El Corte Inglés de Elche, junto a Ramón Fernández Palmeral, comisario de dicha exposición. A esta inauguración asistió una representación de autoridades de los ayuntamientos de Elche y Orihuela, así como de la Fundación Cultural Miguel Hernández, de la cual acudió su director, Juan José Sánchez Balaguer, y del Ateneo de Alicante, representado por su presidenta, Maribel Berná.

El catálogo, que consta de 39 páginas, recoge en su interior todas las pinturas expuestas. Asimismo, en la portada de este catálogo observamos algunos de los cuadros más representativos de la muestra sobre un fondo azul, que lo hace  llamativo, pero al mismo tiempo elegante, con la finalidad de atraer a su lectura y dar una imagen de calidad. El título “Miguel Hernández en nuestro corazón” tiene unas claras connotaciones, y es que, según Ramón Fernández Palmeral, se trata de una exposición que, desde el punto de vista histórico, perdurará en el tiempo y en el corazón de cada uno de nosotros, ya que con nuestras obras dejamos las huellas de nuestra identidad.

En cuanto a las características exteriores, el catálogo tiene unas dimensiones de 22x22cm, y esta editado en papel couché, muy utilizado en displays, calendarios y folletos publicitarios, por su gran calidad y resistencia. La portada, por su parte, está impresa en cartulina, mucho más resistente para su manejo.      

En las primeras páginas de este librillo, Ramón Fernández Palmeral, comisario de la exposición, escribe una breve introducción, en la que explica el motivo de la muestra, de dónde surge la idea de homenajear al poeta oriolano en el aniversario de su nacimiento y los objetivos que se pretenden alcanzar con esta exposición, que no son únicamente homenajear a Miguel Hernández, sino además dejar testimonio del arte que se hace hoy en día en nuestra tierra.

Por otra parte, encontramos, en la segunda página un texto de agradecimiento escrito por Manuel Castellanos Juan, director de El Corte Inglés-Hipercor “Ciudad de Elche”, en el que manifiesta su afán de unirse a las tradiciones y costumbres de la ciudad y, es por ello que ha querido sumarse a las actividades que se están llevando a cabo en homenaje a Miguel Hernández, y no podía dejar pasar la oportunidad de celebrar el Centenario de este universal poeta, tan significativo para el pueblo ilicitano. Así bien, Manuel Castellanos, agradece su interés y cariño a todos los artistas participantes en esta exposición, en la que se conjuga el arte pictórico con la inspiración de la poesía.

Los cuadros son obra de cuarenta y tres artistas alicantinos, que con su estilo personal han plasmado los temas hernandianos. Con una interpretación libre, los pintores han utilizado su maestría para retratar algunos de los poemas de Miguel Hernández, así como aspectos de su vida, empleando técnicas diversas, como óleo, acuarela, caligrama, aguafuerte, bajorrelieve, pastel, carbón, acrílico, cerámica y técnicas mixtas. 

La distribución de los cuadros en el catálogo no siguen un orden cronológico, ni temático, únicamente están ordenados alfabéticamente por el nombre de sus creadores. 

La mayoría de las pinturas giran en torno a los temas más destacados en la poesía de Miguel Hernández: la libertad, el amor, el dolor, la familia y los toros.

La familia, por ejemplo, es uno de los temas por excelencia de Miguel, y se ve reflejada en varias pinturas, como “La cebolla es escarcha” de Rafael Estela y “Nanas de la cebolla” de Carmen Rubio, en las que se hace referencia al poema que Miguel Hernández dedicó a su hijo, titulado “Las nanas de la cebolla”. Otra de las obras en la que se representa a la familia es “Desde que el alba quiso ser alba” de Eugenia Torres. En ella se simboliza a la madre de su hijo, la que con su vientre da lugar a una nueva vida llena de luz y esperanza para ambos.



“La cebolla es escarcha”, Rafael Estela.

“Nanas de la cebolla”, Carmen Rubio.
“Desde que el alba quiso ser alba”, Eugenia Torres.

El toro es una de las grandes metáforas en la obra hernandiana, puesto que, como apunta Pablo Corbalán, crítico literario, “reconoce en él una concentración de caracteres, debilidades y valores que lo convierten en ser representativo de todo cuanto él siente, desea y soporta”. El toro, junto con el cuchillo, es el símbolo más empleado por Miguel Hernández para representar el destino trágico del amor y, en general, de su existencia. Además, el poeta trabajó durante una etapa de su vida como secretario de José María de Cossío, en la Editorial Espasa Calpe, encargándose de la búsqueda de información sobre el mundo taurino. Se afianza así su afición por los toros.    



“Como el toro he nacido”, Gloria Giraldo.

“Como el toro me crezco en el       castigo”, Pepe Botella.

En estas pinturas se incorpora, también, otros elementos simbólicos en la obra de Miguel Hernández. Algunos de ellos son el sol, la rosa o la paloma.



 “El sol, la rosa y el niño”, Cayetano Gómez

“Carta a Josefina Manresa”, Mebelssen.

Sin embargo, otros no hacen referencia a elementos de su poesía sino a su entorno vital; su casa, el patio, la higuera, la prisión…



“La higuera hernandiana”, Francisco Ibáñez.

“Rosa encarcelada”, Julio Escribano.

“Volverás a mi huerto”, Gerada

“Cocina casa-museo”, Suny Fernández.
“Pintada está mi casa”, Mercedes Galindo.

Arte y poesía se unen en “Miguel Hernández en nuestro corazón”, una exposición que deja constancia de la calidad artística que poseemos en la provincia de Alicante, y que, como su propio nombre indica, permanecerá en el recuerdo.


Mónica Guirao Beltrán

Subir