CAMILO JOSÉ CELA

Camilo José Cela nació en Iria Flavia, La Coruña, el 11 de mayo de 1916. Hijo primogénito de la familia Cela-Trulock, es bautizado, con los nombres de Camilo José Manuel Juan Ramón Francisco de Jerónimo, en la Colegiata de Santa María la Mayor de Adina. Allí pasó parte de su infancia, hasta que, en 1925, la familia Cela-Trulock se traslada a Madrid, donde Camilo José ingresa en el Colegio de los Escolapios de Porlier.

En 1931, aquejado de una tuberculosis pulmonar, es ingresado varias veces en el Sanatorio de Guadarrama, hecho que el escritor aprovecha, durante los largos periodos de reposo que la enfermedad conlleva, para leer la obra de Ortega y Gasset, así como la colección completa de clásicos españoles, de Rivadeneyra.

En el año 1933 concluyó sus estudios secundarios e inició la carrera de Medicina, en la Universidad Central; estudios que abandona muy pronto para asistir, en la nueva Facultad de Filosofía y Letras, a las clases de Literatura Española Contemporánea, impartidas por Pedro Salinas, a quien confía sus primeros poemas. Fue en estas clases donde conoció al filólogo Alonso Zamora Vicente. También allí se hace amigo de Miguel Hernández y María Zambrano, en cuya casa de la Plaza del Conde de Barajas coincidirá, en tertulias, con Max Aub y otros escritores e intelectuales de la época.

Formó parte del bando franquista durante la guerra civil española. Estando integrado en el ejercito nacional, fue herido en el frente y hospitalizado. Años después, rechazó la dictadura de Franco y mantuvo una actitud independiente y provocativa.

En 1940 inicia los estudios de Derecho. Es en ese año cuando aparecen sus primeras publicaciones en España, entre las que cabe señalar una inencontrable biografía popular de San Juan de la Cruz, que firma con el seudónimo de “Matilde Verdú”.

Se reveló como escritor con La familia de Pascual Duarte, concluida en 1942 y para la que contó con la ayuda de su amigo José María de Cossío, al que Cela hará obsequio del manuscrito. Tras el éxito inicial, La familia de Pascual Duarte es objeto de efectivos ataques por el portavoz de la jerarquía católica, y la segunda edición será prohibida en noviembre. Esto mismo ocurrió también con la tercera, que tuvo que ser editada en Buenos Aires.

Otros importantes libros de su primera y mejor etapa son Pabellón de reposo, una de sus novelas más intensas aunque menos espectacular, inspirada en la época que pasó internado en el Sanatorio de Guadarrama; La colmena, novela que, según la crítica, supuso la incorporación española a la novelística moderna, y que aún así fue prohibida en España; tras algunos forcejeos con la censura del gobierno peronista de Argentina, se publicará finalmente en Buenos Aires o Viaje a la Alcarria, que a partir de 1954 se editará unido al Cancionero de la Alcarria. Con respecto a esta novela, encontramos un comentario muy especial por parte del curioso escritor oriolano Francisco Pina, quien en su libro de ensayos El Valle-Inclán que yo conocí, afirma que “los maestros de Cela, en lo que se refiere al estilo, son Azorín y Baroja. Una prosa hecha de párrafos breves, sucosos y altamente expresivos; una prosa menos atildada que la de Azorín y menos desaliñada que la de Baroja, pero que muestra las mejores características de estos dos grandes escritores: concisión, claridad, armonía entre la forma y el fondo (...) pero en lo que atañe a su dimensión humana, su actitud frente al hombre, yo le veo más cerca de don Antonio Machado”. Y finalizaba afirmando que “después de terminada la lectura de Viaje a la Alcarria, pienso que el hambre de Camilo José Cela no es solamente un hambre de pan. Es también un hambre – seguramente más apremiante que la otra – de libertad y justicia”.

En marzo de 1944 se casa con María del Rosario Conde Picabea, que se convertirá en su mejor colaboradora durante muchos años. De ella, tuvo un hijo, Camilo José Cela Conde. Con ella formó también una sociedad que, durante muchos años, gestionó los intereses del escritor; ésta, se disolvió en 1980, cuando Cela se divorció de su esposa. En ese mismo, año el escritor gallego conoció a la periodista Marina Castaño de la que se enamoró y con la que, finalmente, se casó en 1991.

En 1954 traslada su residencia de Madrid a Palma de Mallorca. Es en la isla donde conoce a Ernest Hemingway. También en Mallorca se empieza a editar, en abril de 1956, la revista mensual Papeles de Son Armadans, de la que Cela es el director.

En 1957 es elegido por la Real Academia Española, para ocupar el sillón Q, vacante por el fallecimiento del Almirante Estrada.

En 1959 convoca las “Conversaciones poéticas de Formentor”, desde Papeles de Son Armadans, a las que acudirán destacados poetas españoles y también algunos extranjeros.

En 1962 publica Gavilla de fábulas sin amor, ilustrada por el pintor malagueño Pablo Picasso.

En 1977 es nombrado senador, por designación real, en las primeras Cortes Generales de la transición democrática. Al año siguiente, tomará parte activa en la revisión que el Senado efectúa en el texto constitucional.

En 1979, Cela concluye su etapa de senador. Fue también en este año cuando unas “Breves palabras de despedida” suyas significarán el epitafio a los Papeles de Son Armadans, tras veintitrés años de existencia.

Como muestra de lo prolífico que llegó a ser Camilo José Cela, apuntaremos que no se contentó con abordar todo tipo de géneros como novela, teatro o poesía, sino que también llegó a convertirse en personaje de una de sus propias novelas, encarnando a Matías Martí en la versión cinematográfica de La colmena, que dirigiría, en 1982, Mario Camus.

En 1983 aparece su novela Mazurca para dos muertos, por la que un año después le será concedido el Premio Nacional de Literatura. Además, la descripción que incluye de una autopsia en dicha novela le valdrá el nombramiento como Forense de Honor.

En febrero de 1986 publica Nuevo viaje a la Alcarria, y un año más tarde recibe el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, por la elevada calidad de su abundante y universalmente conocida obra y por su significación singular dentro de las letras hispanas del siglo XX.

La siguiente novela que vió la luz fue Cristo versus Arizona. En este mismo año asumió la presidencia de la Fundación Cultural Rich, con el objetivo de fomentar la educación y la cultura.

En 1989 recibe el Premio Nobel de Literatura; “Elogio de la Fábula” fue el titulo del discurso que pronunció al recibir dicho premio.

En 1992 tiene lugar, en la Biblioteca Nacional de Madrid, la exposición “50 años de La familia de Pascual Duarte”, en la que se presentan las 187 ediciones del libro, tanto en español como en las numerosas lenguas a las que ha sido traducido. También obtiene el Premio “Mariano de Cavia” de Periodismo, por su articulo “Soliloquio del joven artista”, publicado en El Independiente en febrero de 1991.

En 1993 presenta en Madrid La sima de las penúltimas inocencias, con ilustraciones de José María de Subirachs. Al año siguiente publica La cruz de San Andrés, por la que recibe el Premio Planeta.

Fue 1995 el año en que recibió el más importante galardón que se otorga a las letras en lengua castellana: el Premio Cervantes. También fue este el año en el cual ve la luz la revista El Extramundi y los papeles de Iria Flavia, editada desde la propia Fundación Camilo José Cela.

En 1996 S.M. el Rey Don Juan Carlos le concede el titulo de Marqués de Iria Flavia.

En 1997 participa en el I Congreso Internacional de la Lengua Española en Zacatecas (México), donde pronuncia un discurso en el acto inaugural.

En 1999 publica Madera de boj, y en el año 2001 presenta la reedición de La rosa. Ese mismo año le otorgan el galardón “Gallego del mundo”, recibiendo además un homenaje en la Biblioteca Nacional con motivo del cincuentenario de la publicación de La colmena.

El estilo de Cela se podría incluir dentro de lo que se ha llegado a denominar “tremendismo”; esto es, una severa acentuación del realismo literario. Dicha expresión, que denota unas claras constantes realistas, riqueza en el manejo léxico y apostura independiente, evolucionará con el paso de los años.

Además de los premios anteriormente citados recibió todo tipo de galardones, como La Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, La Medalla Picasso de UNESCO o La Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

Asimismo, fue investido “Doctor honoris causa” por un gran numero de universidades, tales como la Syracuse University en 1964 (la primera de las universidades extranjeras que le otorgó tal distinción), la Universidad Compostelana en 1980, o la Universidad de Sarajevo en 1993 (acto que tuvo lugar en la sede de la fundación que lleva el nombre del escritor).

Su profusa labor literaria y su provocadora personalidad hicieron de Cela una de las figuras intelectuales más controvertidas de la época.

En la madrugada del 17 de enero de 2002, Camilo José Cela fallece en la Clínica Centro de Madrid a causa de una insuficiencia cardiorrespiratoria. El día 18,y tras una misa en la Colegiata, donde había sido bautizado 85 años antes, fue enterrado en el cementerio de Adina, al pie de un olivo centenario.


Goretti Aldeguer
Mariló Ávila

Subir